La amenaza de la deforestación en 5 puntos

deforestación

 

La amenaza de la deforestación es real


Con el paso del tiempo, después de tantos desastres medioambientales causados por el ser humano (y a veces por la propia naturaleza), se ha ido revelando la importancia que alberga el conjunto de la vegetación en el planeta Tierra. La amenaza de la deforestación debe ser reconocida y mundialmente atendida.
Los árboles, su biodiversidad y crecimiento duradero, representan una fuente de vida inagotable y la única respuesta posible para el freno del cambio climático, la preservación de la vida silvestre y los ciclos naturales que caracterizan a nuestro mundo.
 A pesar de todo, la deforestación amenaza cada día con destruir todo, tal y como lo hemos conocido hasta ahora.

deforestación amazonas

  • El treinta por ciento de la superficie del mundo es bosque, pero esta cifra desciende cada año a velocidad alarmante. En las últimas tres décadas, se destruyeron 1.3 millones de kilómetros cuadrados de bosque (el tamaño de Sudáfrica aproximadamente).
  • Sobre un 17% de la selva del Amazonas ha sido eliminada en los últimos 50 años. La cifra aumenta sin detenerse.
  • Se necesitan los árboles para fijar y transformar el dióxido de carbono y más gases de efecto invernadero que emitimos. El 23% de la mitigación climática podría ser cubierta gracias a los árboles tropicales, si cumplimos con los objetivos del Acuerdo de París de 2015.
  • Las políticas agrarias brasileñas consideran los terrenos como propiedades de productividad ‘insegura’, fomentando la conversión de los bosques en tierras agrícolas y de pastoreo. Esto hay que sumarlo a la situación de terrenos que se ocupan ilegalmente, se limpian y posteriormente, los involucrados obtienen títulos de propiedad oficial para su explotación.
  • Se necesitan décadas, casi un siglo, para que un bosque se recupere totalmente de un incendio. El peligro es inminente, el tiempo vuela rápido y los árboles necesitan nuestra ayuda para sobrevivir más que nunca.

Ejercicios para aportar nuestro granito de arena:

  • Concienciar a nuestros amigos, familiares e hijos
  • No desperdiciar materiales reutilizables
  • Comprar productos alimentarios sin envasar (lleva tu propia bolsa de tela)
  • No consumir en exceso. Apoya la producción local y la autogestión.
  • Reducir el consumo de carne (la gran mayor parte de los terrenos cultivados son para alimentar a animales de ganadería, lo cual no resulta nada rentable para el medioambiente).
  • Plantar un árbol, o contribuir al crecimiento de plantas y vegetación en tu zona 

amenaza de la deforestación

Relacionado con este post puedes leer:  El gran problema oculto de la contaminación del suelos 
 
Si tenéis cualquier sugerencia nos encantaría recibir vuestro email a: [email protected]